lunes, 20 de julio de 2020

En un estudio clínico de fase 2 Lenabasum demostró disminuir la inflamación y la fibrosis en personas con esclerosis sistémica difusa.

El tratamiento con lenabasum es seguro y conduce a mejoras clínicamente significativas en personas con esclerosis cutánea sistémica difusa (esclerodermia sistémica difusa). Esto de acuerdo a los resultados de un ensayo clínico de fase 2.

La terapia ahora se está probando en un ensayo de extensión, así como en un ensayo de fase 3 en adultos con esclerosis sistémica cutánea difusa (EScD).

Los resultados del ensayo se informaron en el estudio "Seguridad y eficacia de lenabasum en un ensayo aleatorizado de fase 2 controlado con placebo en adultos con esclerosis sistémica", publicado en la revista Arthritis & Rheumatology (1).

Lenabasum, anteriormente conocido como anabasum, es un medicamento oral desarrollado por Corbus Pharmaceuticals como un tratamiento potencial para la esclerodermia y otras enfermedades inflamatorias crónicas que conducen a la cicatrización de los tejidos (fibrosis). El tratamiento funciona activando un tipo de receptores de proteínas que se encuentran en la superficie de las células inmunes y los fibroblastos (células del tejido conectivo) llamados receptores de cannabinoides tipo 2 (CB2). Al activar estos receptores, lenabasum imita los efectos de los endocanabinoides producidos naturalmente, moléculas que instruyen a las células a desactivar las respuestas inflamatorias, disminuyendo la inflamación y reduciendo la fibrosis.

La seguridad, la tolerabilidad, la eficacia y las propiedades farmacológicas de Lenabasum se están investigando en un ensayo de fase 2 (NCT02465437) en pacientes con EScD.

El estudio, patrocinado por Corbus, se está llevando a cabo en nueve sitios clínicos en los EE. UU. e inscribió a 42 adultos con el diangóstico de EScD. Fue compuesto por una fase inicial doble ciego que duró 12 semanas, seguida por su actual fase de extensión abierta.

Durante la primera fase, los participantes fueron asignados aleatoriamente a lenabasum o a un placebo. Durante sus primeras cuatro semanas, los pacientes que recibieron lenabasum recibieron el medicamento en una dosis de 5 mg o 20 mg una vez al día, o 20 mg dos veces al día. Durante sus ocho semanas, todos los asignados a lenabasum tomaron la terapia con 20 mg dos veces al día.

Durante la extensión del ensayo, todos los pacientes que completaron la primera fase comenzaron a recibir el medicamento en una dosis de 20 mg dos veces al día.

Los primeros datos de la parte de extensión en curso mostraron que el lenabasum condujo a mejoras duraderas y clínicamente significativas en la función pulmonar y la salud de la piel de los pacientes después de más de dos años de tratamiento.

Los investigadores ahora informaron los resultados de la primera fase del estudio, en la que se realizaron evaluaciones de seguridad y eficacia cada cuatro semanas hasta la semana 16.

En comparación con el placebo, el lenabasum condujo a mejoras en el estado de salud general de los pacientes, evaluado por el Índice de respuesta combinada del Colegio Americano de Reumatología en la esclerosis sistémica (ACR-CRISS), una medida compuesta del estado de la enfermedad y el daño a los órganos, a partir de la semana 8 y alcanzando un máximo en la semana 16.

Las mejoras en la salud de la piel y los resultados informados por los pacientes también fueron mayores entre los que tomaron lenabasum.

Los análisis de biopsias de piel tomadas al inicio del estudio y en la semana 12 mostraron que el lenabasum condujo a reducciones más fuertes en la inflamación y la cicatrización de los tejidos en comparación con el placebo.

Más de la mitad de los pacientes que recibieron lenabasum (63%) y aquellos que recibieron un placebo (60%) experimentaron eventos adversos durante el transcurso del estudio.

Los eventos adversos más frecuentes observados en ambos grupos incluyeron mareos, fatiga, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, infecciones del tracto respiratorio superior y náuseas.

No se consideró ningún evento adverso grave relacionado con el uso de lenabasum, y no se informaron muertes.

"En general, los resultados de este estudio de Fase 2 indican una eficacia potencial en el lenabasum en pacientes con EScD, con una mejora constante en múltiples resultados informados por médicos y pacientes y una mejora aparente en los mecanismos subyacentes de la enfermedad como se muestra en las biopsias de piel", escribieron los investigadores.

Sin embargo, se necesitan más estudios para investigar el potencial terapéutico del lenabasum para la esclerodermia y otras enfermedades inflamatorias y fibróticas, agregaron.

Un ensayo de fase 3 (NCT03398837), llamado RESOLVE-1, está evaluando la eficacia y seguridad de lenabasum en 365 adultos con dcSSc. Como en el ensayo anterior de Fase 2, RESOLVE-1 evaluará la efectividad en función de los cambios en las puntuaciones ACR-CRISS y otras medidas de afectación de la piel y función pulmonar.

En un comunicado de prensa, Corbus anunció que se esperan hallazgos de primera línea de RESOLVE-1 este verano.

Dr. Mikel De Uranga A.

Saluti SC

Bibliografía
  1. Safety and Efficacy of Lenabasum in a Phase II, Randomized, Placebo-Controlled Trial in Adults With Systemic Sclerosis. Spiera R, Hummers L, Chung L, Frech TM, Domsic R, Hsu V, Furst DE, Gordon J, Mayes M, Simms R, Lafyatis R, Martyanov V, Wood T, Whitfield ML, Constantine S, Lee E, Dgetluck N, White B Arthritis Rheumatol. 2020 Apr 26; doi: 10.1002/art.41294. Epub 2020 Apr 26. PMID: 32336038

lunes, 13 de julio de 2020

Expertos emiten orientación para la atención de pacientes con esclerodermia durante COVID-19

Con el apoyo de la Fundación Mundial de Esclerodermia (FSM), expertos de todo el mundo generaron recomendaciones relacionadas a la pandemia de COVID-19 para pacientes con esclerodermia y recalcaron la importancia de no suspender ningún medicamento sin antes tener el consentimiento previo de su médico tratante.


Las recomendaciones fueron publicada en el artículo, "La esclerosis sistémica y la pandemia de COVID-19: consejos preliminares de la Fundación Mundial de Esclerodermia para el manejo de pacientes"(1).


La enfermedad de COVID-19 es causada por el virus SARS-CoV-2. La información sobre este nuevo virus y la enfermedad son limitadas, pero se estipula que las personas con esclerodermia podrían presentar un mayor riesgo de complicaciones que la población clínicamente sana.


La esclerodermia se asocia frecuentemente a complicaciones pulmonares como la enfermedad pulmonar intersticial (EPI), la cual podría empeorar los síntomas de COVID-19. Además, a la gran mayoría de las personas con esclerodermia se les indican terapias que limitan la actividad del sistema inmune (inmunosupresores), lo cual podría genera mayor susceptibilidad a contraer infecciones de cualquier tipo.


Un panel de expertos con especialidades que incluyen reumatología, virología e inmunología clínica se reunió en línea para abordar el tema de la atención de personas con esclerodermia durante la pandemia. Sus pautas se basaron en preguntas comunes formuladas por personas con la enfermedad y sus proveedores de atención médica, y se basaron en información conocida sobre COVID-19 hasta el 14 de abril del 2020.


"Este consejo preliminar está alineado con otras recomendaciones nacionales e internacionales, adaptadas para pacientes con esclerosis sistémica (ES) o esclerodermia", escribieron.


Las pautas enfatizan primero la importancia de las medidas preventivas, como el distanciamiento social, el lavado frecuente de manos y el uso de cubreboca/respirador N95.


En general, los pacientes con esclerodermia deben limitar sus visitas a los hospitales donde se atiendan paciente con COVID-19. En personas que padezcan EPI secundaria a esclerodermia, es preferible el contacto en línea o por teléfono a las consultas en persona.


Actualmente, no existe ninguna evidencia que respalde el uso de medicamentos y/o suplementos o complementos alimenticio con el fin de prevenir, tratar, curar y/o reducir el riesgo de contagio de COVID-19.


Aunque los inmunosupresores pueden aumentar el riesgo de contraer infecciones, los expertos recomiendan que los pacientes con esclerodermia no dejen de tomar sus medicamentos, ya que esto podría empeorar los síntomas y complicaciones asociadas a la enfermedad. Si alguna persona en el hogar llega a desarrollar síntomas de COVID-19, podría llegar a ser aconsejable que se suspendiera el tratamiento inmunosupresor, previa indicación médica, aunque la información al respecto sigue siendo insuficiente. 
Tampoco se recomienda que las personas con ES dejen de tomar otros medicamentos recomendados para otras enfermedades concomitantes o secundarias.

Si una personas con ES desarrolla síntomas de COVID-19 (fiebre, tos o pérdida del sentido del olfato) es recomendable que se realice cuanto antes a una prueba de PCR para confirmar o descartar la enfermedad. Mientras espera los resultados, el/la paciente y las personas con quienes han estado en contacto deben permanecer en cuarentena para evitar el contagio de otras personas. Si los síntomas empeoran rápidamente, el/la paciente debe ser hospitalizado.


Algunas complicaciones asociadas a la esclerodermia, como la diabetes, la hipertensión arterial y la enfermedad cardiovascular pueden aumentar el riesgo de complicaciones asociadas a COVID-19.


Con respecto al tratamiento para COVID-19, aún faltan datos para decir con precisión cual es el medicamento más efectivo. Sin embargo, las pautas sugieren que las terapias antivirales y antiinflamatorias pueden ayudar significativamente, mientras que las terapias anticoagulantes se recomiendan en pacientes hospitalizados.


En conclusión, los pacientes con ES representan un gran desafío para el médico con el fin de lograr una estrategia de protección efectiva o, cuando están infectados, para optimizar un tratamiento en tiempo real como lo sugieren las guías que cambian constantemente.


Dr. Mikel De Uranga A.

Saluti SC

Bibliografía
  1. Matucci-Cerinic M, Bruni C, Allanore Y, Clementi M, Dagna L, Damjanov NS, et al. Systemic sclerosis and the COVID-19 pandemic: World Scleroderma Foundation preliminary advice for patient management. Ann Rheum Dis. 2020
Noticia tomada, adaptada y traducida de Scleroderma News (https://sclerodermanews.com/2020/05/18/expert-guidance-for-care-scleroderma-patients-during-covid-19/)

miércoles, 8 de julio de 2020

Orencia, medicamento prometedor en el tratamiento de la esclerodermia localizada en niños y adultos

Orencia (abatacept) es un medicamento aprobado para la artritis idiopática juvenil y otras afecciones inflamatorias y es un tratamiento seguro y efectivo para la esclerodermia localizada en niños y adultos, según una serie de casos y un estudio de revisión (1).

"Este es el primer artículo publicado sobre abatacept como tratamiento para la esclerodermia localizada en niños en el mundo, y el primero sobre niños o adultos en los Estados Unidos", Ioannis Kalampokis, MD, PhD, profesor asistente de la Universidad de Nuevo México- división de reumatología pediátrica y autor principal del estudio.

El estudio, "Abatacept en el tratamiento de la esclerodermia localizada: una serie de casos pediátricos y una revisión sistemática de la literatura", se publicó en la revista Seminars in Arthritis and Rheumatism.

Los casos graves de esclerodermia localizada a menudo se tratan con una combinación de corticosteroides y metotrexato, ampliamente utilizado para tratar los tipos inflamatorios de artritis, pero no todos los pacientes responden a este enfoque.

"Una vez que apagas la respuesta inflamatoria con esteroides al comienzo del tratamiento, el desafío es mantenerlo bajo para que nunca vuelva", dijo Kalampokis.

Orencia, desarrollado por Bristol Meyers Squibb, es una proteína recombinante o de laboratorio que interfiere con la actividad de las células T. Las células T son células especializadas del sistema inmunitario que ayudan al cuerpo a combatir las bacterias y otros invasores. En enfermedades autoinmunes, como la esclerodermia, estas células inducen inflamación crónica.

Kalampokis y otros investigadores de la Universidad de Nuevo México (UNM) encontraron que el abatacept es efectivo para tratar la inflamación de la esclerodermia. Para evaluar aún más los beneficios de la terapia en un enfoque más sistemático, el equipo analizó ocho casos de niños tratados con Orencia como parte de una combinación de corticosteroides y micofenolato o metotrexato. También se examinó la literatura disponible sobre el uso de Orencia en otros casos de esclerodermia localizada.

Todos los niños, que tenían entre 6 y 18 años, habían sido tratados con corticosteroides sistémicos antes de comenzar con Orencia. "Básicamente habían fallado todos los demás tratamientos", dijo Kalampokis.

Cinco de los ocho pacientes también documentaron sus respuestas al tratamiento utilizando la Herramienta de evaluación cutánea de esclerodermia localizada, el Índice de severidad de la piel con esclerodermia localizada modificado y el Índice de daño de la piel con esclerodermia localizada.

Durante un máximo de 30 meses de tratamiento, todos los participantes respondieron bien a Orencia y mostraron enfermedad clínicamente inactiva. No se formaron nuevas lesiones cutáneas y ninguna de las lesiones existentes progresó. Además, los pacientes cuyas lesiones habían causado una pérdida de movimiento en los codos, hombros y muñecas experimentaron mejoras.

No se informaron efectos secundarios relacionados con el tratamiento.

El equipo señaló que la falta de un grupo de control en el estudio (todos los pacientes recibieron el tratamiento) hace que sea imposible determinar si las respuestas terapéuticas sostenidas se debieron a Orencia solo o a la combinación con metotrexato y micofenolato.

En cuanto a la revisión de la literatura, los investigadores identificaron tres estudios sobre el tratamiento de la esclerodermia localizada con abatacept, con un total de 18 adultos. En total, los 15 participantes pudieron completar esos estudios, lo que indica que Orencia fue generalmente bien tolerado, dijeron los investigadores.

Entre los tres pacientes que no completaron los estudios, uno tuvo una buena respuesta inicial seguida de un endurecimiento progresivo de la piel, fatiga y sensación de hormigueo en las piernas. Los otros dos interrumpieron el tratamiento debido a un diagnóstico de cáncer de seno, considerado no relacionado con la terapia, y colitis ulcerosa.

Al igual que con los pacientes de la UNM, los participantes que completaron los estudios anteriores vieron una mejora en sus puntajes de salud de la piel.

El hecho de que los resultados entre los niños tratados en la UNM reflejen en gran medida los de los casos publicados anteriormente en adultos respalda el uso de Orencia para tratar la esclerodermia localizada, concluyeron los investigadores.

"Este estudio es realmente un hito, ya que compartirá nuestra experiencia en la UNM tratando con éxito a los niños con esclerodermia de esta manera segura y novedosa, y probablemente ayudará a los niños con este trastorno raro en todo el país", dijo Kalampokis.

Aún así, se requiere un ensayo clínico doble ciego que use un grupo de control para evaluar mejor el valor terapéutico de Orencia para esta indicación, según los científicos.

"Tal ensayo clínico futuro requerirá la colaboración de investigadores de múltiples centros que permitirán un estudio con el poder adecuado para proporcionar conclusiones sólidas sobre la efectividad de abatacept en la esclerodermia localizada", escribieron.

1. Kalampokis I, Yi BY, Smidt AC. Abatacept in the treatment of localized scleroderma: A pediatric case series and systematic literature review. Seminars in Arthritis and Rheumatism. 2020. 

miércoles, 1 de julio de 2020

Micofenolato de mofetilo y ciclofosfamida mejoran la enfermedad pulmonar intersticial en personas con esclerosis sistémica (esclerodermia)

El medicamento CellCept® (micofenolato de mofetilo) y la ciclofosfamida pueden mejorar la calidad de vida de personas que padecen enfermedad pulmonar intersticial relacionada con la esclerosis sistémica. Esto de acuerdo a un análisis de un ensayo clínico de fase 2 (1).

Los hallazgos se reportaron en el estudio, "El tratamiento con micofenolato y ciclofosfamida conduce a mejoras clínicamente significativas en los resultados informados por el paciente en la enfermedad pulmonar de esclerodermia: resultados del estudio de esclerodermia pulmonar II", publicado en la revista ACR Open Rheumatology.

La esclerodermia es un trastorno autoinmune crónico que afecta el tejido conectivo, el tejido que se une y sostiene a otros tejidos y órganos, y se caracteriza por la cicatrización o fibrosis de la piel y los órganos internos.

La enfermedad pulmonar intersticial es una complicación común de la esclerodermia causada por la cicatrización excesiva de los tejidos en los pulmones que compromete progresivamente su capacidad de funcionar normalmente.

Los hallazgos del estudio publicado anteriormente en The Lancet Respiratory Medicine mostraron que ambos regímenes de tratamiento condujeron a mejoras significativas en la función pulmonar de los pacientes, evaluados por la capacidad vital forzada durante el estudio de dos años.

Los datos del nuevo análisis mostraron que en el transcurso de dos años, el tratamiento con CellCept o ciclofosfamida también condujo a mejoras en varios resultados informados por los pacientes, incluido el Índice de disnea transitoria (TDI) y el Cuestionario respiratorio de San Jorge (SGRQ).

El TDI mide los cambios en la dificultad para respirar, conocida como disnea, percibida por los pacientes, mientras que el SGRQ es una medida de calidad de vida relacionada con la salud que evalúa el impacto que la enfermedad tiene en la salud general de los pacientes, la vida diaria y el bienestar percibido.

Además, los análisis mostraron que aproximadamente un tercio de los pacientes en ambos grupos de tratamiento cumplieron o excedieron las estimaciones mínimas de diferencia clínicamente importantes establecidas para TDI y SGRQ. Una diferencia mínima clínicamente importante se define como la mejoría más pequeña en una puntuación específica que es necesaria para que los pacientes perciban una mejora significativa.

Aunque los puntajes de FVC no se correlacionaron con los puntajes de TDI o SGRQ al comienzo del estudio, se encontró una asociación débil entre las mejoras de FVC y las mejoras en los puntajes de TDI y SGRQ, así como con las mejoras en las medidas del estado de salud y la capacidad funcional. curso del juicio.

En resumen, "El tratamiento con ciclofosfamida y micofenolato mofetilo orales condujo a mejoras clínicamente significativas en el estado general de salud, la función y la disnea en pacientes con IL-SSc", escribieron los investigadores.

Dr. Mikel De Uranga A.
Director General | Saluti SC


Referencia:
  1. Volkmann ER, Tashkin DP, LeClair H, Roth MD, Kim G, Goldin J, et al. Treatment with mycophenolate and cyclophosphamide leads to clinically meaningful improvements in patient-reported outcomes in scleroderma lung disease: Results of Scleroderma Lung Study II [published online May 20, 2020]. ACR Open Rheum. doi:10.1002/acr2.11125

jueves, 4 de enero de 2018

El trasplante de células madre ofrece esperanza para los pacientes con esclerodermia

En un ensayo clínico publicado el día de ayer en la revista New England Journal of Medicine (1), se demostró que el trasplante de células madre autólogo resultó ser más efectivo que el tratamiento farmacológico tradicional al extender la vida de las personas con esclerodermia.

Este hallazgo podría significar una nueva forma de tratar a personas con esta enfermedad, la cual afecta a cerca de 2.5 millones de personas en todo el mundo, en su mayoría, mujeres en edad fértil.

"La esclerodermia endurece la piel y el tejido conectivo y, en su forma más grave, puede comprometer organos vitales como los pulmones", dijo el autor principal, Keith Sullivan, profesor de medicina y terapia celular en la Universidad de Duke.

"En casos graves, las terapias farmacológicas convencionales no son muy efectivas a largo plazo, por lo que los nuevos aboradjes terapeuticos son una prioridad".

El estudio asignó al azar a 36 pacientes con esclerodermia proveninetes de Estados Unidos y Canadá para recibir un trasplante de células madre. Antes de realizar este procedimiento, los voluntarios tuvieron que someterse a altas dosis de quimioterapia con ciclofosfamida y radiación de todo el cuerpo para eliminar por completo las células responsables del funcionamiento incorrecto del sistema inmune. Posteriormente, se les transfundió con células madre sanguíneas autólogas tratadas para eliminar los glóbulos blancos defectuosos.

Para hacer la comparación de la efectivaidad del tratamiento de células madre, se asignó a un grupo de paciente 39 pacientes para recibir 12 inyecciones intravenosas mensuales de ciclofosfamida.

Los pacientes que se sometieron al trasplante de células madre obtuvieron una supervivencia estadísticamente significativa, concluyó el estudio, el cual abarcó 10 años y se llevó a cabo en 26 universidades en los Estados Unidos y Canadá.

Los pacientes en el grupo de células madre fueron más propensos a ver mejoras en la supervivencia, la función orgánica, la calidad de vida y el endurecimiento de la piel.

La supervivencia global a los 72 meses posteriores al transplante fue del 86%. En el grupo de pacientes que se les aplico unicamente la ciclofosfamida la supervivencia en el mismo periodo de tiempo fue del 51%.

Estos resultados demuestran que las personas con esclerodermia de mal pronóstico pueden mejorar su calidad de vida y vivir más tiempo ya que la mejoría obtenida parece ser duradera, dijo el autor.

Al final del estudio, solo el 9% del grupo de trasplantes volvió a tomar medicamentos, en comparación con el 44% en el grupo de control.

El tratamiento con células madre conlleva un mayor riesgo de fatalidad, sin embargo, junto con los efectos secundarios más graves a corto plazo, incluidas las infecciones y parametros subóptimos en marcadores sanguíneos.

Después de 54 meses, el 3% de los receptores de trasplantes falleció. Nadie en el grupo de ciclofosfamida murió a causa del tratamiento.

"Los pacientes y sus médicos deben sopesar cuidadosamente los pros y los contras del tratamiento intensivo con trasplante de células madre, pero es de esperar que establezca un nuevo estándar en esta enfermedad autoinmune", dijo Sullivan.


Dr. Mikel De Uranga A.
Director General | Saluti SC


Referencia:
  1. van Laar JM, Farge D, Sont JK, Naraghi K, Marjanovic Z, Larghero J, et al. Autologous Hematopoietic Stem Cell Transplantation vs Intravenous Pulse Cyclophosphamide in Diffuse Cutaneous Systemic Sclerosis. JAMA [Internet]. 2014;311(24):2490. Available from: http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?doi=10.1001/jama.2014.6368
Posibilidades terapéuticas para tratar la esclerodermia

Sean bievenidos a este espacio, el cual está dedicado a cualquier persona interesada en tener más información acerca de todo lo relacionado con la esclerodermia.

Le invitamos a que cualqueir duda, comentarios o sugierencia me lo haga saber por este medio o al correo mikel@salutisc.com

Cordialmente,

Dr. Mikel De Uranga A.
Director Médico | Saluti SC